Las malas experiencias relatadas por candidatos sobre recruiters y  procesos de selección por los que han pasado son numerosas. No hay más que abrir la página principal de Linkedin para ver unos cuantos ejemplos.

Esto nos hace preguntarnos: ¿De dónde viene esta mala reputación, y qué podemos mejorar en nuestro trabajo como reclutadores para que la experiencia del candidato sea más positiva?

“A los técnicos de selección: por favor, incluye la palabra gatito en tu mensaje para que se sepa que has leído mi perfil”. Éste es uno de los mensajes que podemos encontrar en un perfil de Linkedin a la hora de buscar candidatos… lo que nos lleva a imaginar el bombardeo de mensajes a los que son sometidas algunas personas diariamente.

Lamentablemente, muchos reclutadores no se toman el tiempo requerido en leer y sobre todo entender el perfil que intentan reclutar para asegurarse de que pueda encajar en la vacante en la que trabajan. Esto puede desembocar en una primera llamada muy incómoda para ambas partes.

En otra ocasión, un compañero tuvo que descifrar un código binario del perfil de un desarrollador de software y al traducirlo se encontró con el siguiente mensaje: “Tu toma de contacto es bienvenida, pero por favor, se lo más humano posible. Gracias”.

Ésto también es un indicativo del uso en muchas agencias de selección de la Inteligencia Artificial, algo que ya comentamos con anterioridad en nuestro blog.

Por esta razón, en Zartis creemos firmemente en la importancia de la conexión humana e intentamos evitar los “mensajes automatizados”.

Mi compañero contactó con el candidato utilizando el código binario para poder demostrar que efectivamente, era un ser humano y se había tomado la molestia en descifrar su código.

El candidato en cuestión no estaba preparado para un cambio de posición, pero apreció enormemente el esfuerzo, y puede ser una conexión profesional de gran valor para el futuro.

Aunque pueda parecer evidente, nunca sobra decirlo: trata a los candidatos como te gustaría que te tratasen a ti. Los reclutadores tratamos con un gran número de candidatos cada día, lo que puede dificultar mantener a todos informados. Es fácil caer en el error de sólo prestar atención al candidato mejor posicionado de selección. La forma en la que una empresa trata a la totalidad de sus candidatos, no sólo aquellos que acaban siendo contratados, puede hablar mucho de cómo puede tratar también a sus clientes.

Una de las principales quejas de los candidatos y lo que les lleva a tener una mala experiencia con el proceso, es justamente la falta de feedback. Seguido de cerca por la deshonestidad y el no recibir noticias si la aplicación ha sido rechazada. Pedir feedback al candidato además de darlo, y acabar la conversación de una forma positiva son sólo algunos de los pequeños detalles que las empresas pueden hacer para que el candidato tenga una buena experiencia en el proceso de selección, independientemente del resultado final del mismo.